Archivo de la categoría: CIENCIA Y TECNOLOGÍA

¿Existe el color rosa?

Los científicos parecen estar de acuerdo que este color no forma parte de la región del espectro electromagnético. En otras palabras, ningún objeto natural o artificial del mundo, ni siquiera los flamencos que cada año crían en las marismas de Doñana, “emite luz rosa”. Cuando nuestro cerebro percibe esta tonalidad, lo que detecta en realidad es la combinación de dos colores, el rojo y el violeta, que están situados en extremos opuestos del arcoíris, publicó MUY INTERESANTE.

No obstante, negar su existencia tampoco parece ser totalmente correcto. Jill Morton, profesor de la Universidad de Hawái, asegura que si bien el rosa no es una parte del espectro de luz sí existe como la suma de otros colores.

Fuente: http://www.unafuente.sinembargo.mx/18-09-2013/existe-el-color-rosa/

Tiene México gran potencial en ciencia y tecnología

México cuenta con un alto potencial en ciencia y tecnología que podría impulsar al país al nivel de las naciones de primer mundo, sin embargo es indispensable incrementar el apoyo que actualmente recibe este sector para lograr dicho crecimiento.

Así lo aseguró el director General del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica, y Electrónica (INAOE), Alberto Carramiñana Alonso, al detallar que actualmente sólo 0.5 por ciento del PIB es destinado a la ciencia y la tecnología.

Previo al inicio del nuevo proyecto que llevará el INAOE con Webcams de México para disponer de cámaras que permitan tener una visión del Gran Telescopio Milimétrico de Sierra Negra, el investigador expuso que una de las metas de la actual administración federal es elevar dicha inversión a 1.0 por ciento.

Aseguró que debido a esta baja inversión, México se encuentra subdesarrollado en ciencia y tecnología comparado con otros países, pese a que su nivel académico es competente, pues existen ejemplos de talento mexicano en proyectos internacionales.

Mencionó como ejemplo la historia del propio INAOE, que actualmente participa en el proyecto MEGARA en las Islas Canarias, donde se situará el telescopio más grande del mundo con tecnología óptica desarrollada por el instituto mexicano.

El INAOE es uno de los 30 centros públicos de investigación del Conacyt y que ha sido cuna de importantes aportaciones a la ciencia y astronomía desde 1942, cuando Luis Enrique Erro fundó el Observatorio Astrofísico de Tonanzintla, comentó.

Subrayó que gracias a la Cámara Schmidt, instalada en dicho observatorio, durante 30 años el centro astrofísico aportó importantes avances en la investigación del espacio como los objetos Herbig-Haro, considerados como los indicadores del inicio de la formación estelar.

También, abundó, fueron descubiertas estrellas novas y supernovas, galaxias azules e innumerables estrellas ráfaga, así como el cometa Haro-Chavira en 1954 en la región del Toro, lo que terminó por colocar a Tonanzintla en el mapa de la astronomía.

El especialista indicó que tras 30 años de grandes descubrimientos, en 1971 el observatorio se convirtió en el INAOE bajo la dirección de Guillermo Haro, y desde entonces ha capacitado a investigadores, profesores especializados, expertos y técnicos en astrofísica, óptica y electrónica.

Como resultado de ello, México cuenta hoy con el Gran Telescopio Milimétrico (GTM) Alfonso Serrano y el centro de observación HAWC, localizados en el Volcán Sierra Negra, abundó.

Carramiñana Alonso comentó que en el primer caso, se trata del telescopio de plato único y movible más grande del mundo, diseñado para hacer observaciones astronómicas en longitudes de onda de 0.85-4mm, un proyecto binacional entre México y Estados Unidos.

Al igual que en su momento lo hiciera la Cámara Schmidt, el GTM ha iniciado la exploración de los procesos físicos que controlan la formación y evolución de sistemas planetarios, estrellas, hoyos negros y galaxias a través de los 13.7 mil millones de años de historia del Universo, añadió.

En cuanto al Observatorio de rayos Gamma HAWC (High Altitude Water Cherenkov), dijo que se trata del primer centro de observación del país bajo condiciones físicas extremas y cuya primera etapa fue instalada en 2011.

Actualmente, el INAOE es la segunda fuerza en términos de investigación científica en el país después de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con una plantilla de 126 investigadores y 400 estudiantes entre maestría y doctorado, de los cuales cada año egresan por lo menos 100, concluyó.

Fuente: http://mx.noticias.yahoo.com/m%C3%A9xico-potencial-ciencia-tecnolog%C3%ADa-131117139–finance.html

Dormir poco hace más atractiva la comida chatarra

Excélsior en la Salud: Dormir poco hace más atractiva la comida chatarra

Un equipo de investigadores de la Universidad de Columbia en Estados Unidos, afirmó que en las personas que duermen poco encuentran más atractiva la comida chatarra en comparación de los alimentos naturales y nutritivos.

Durante un experimento se observó que en las personas con falta de sueño presentaban mayor actividad los centros cerebrales de recompensa y sensibilidad a la comida cuando miraban imágenes de chocolate y donas que cuando miraban productos más saludables como zanahorias y yogurt.

Tal reacción se contrastó al repetir la prueba después de nueve horas de descanso.

Somos más propensos a comer de más alimentos no saludables cuando no dormimos lo necesario”, agregó la doctora Marie-Pierre St-Onge, de Columbia University, Nueva York.

El grupo de investigadores realizó resonancias magnéticas a 25 personas con peso normal que durmieron no más de cuatro horas (sueño limitado) o nueve horas (sueño habitual) por noche durante cinco días.

Durante el examen, los participantes miraban imágenes de alimentos saludables como zanahorias, yogurt, avena y uvas; y cinco imágenes de alimentos no tan saludables como pizza, donas, chocolate y dulces.

Cuando los participantes dormían cuatro horas por noche, las imágenes de la comida chatarra activaban mucho más que los productos más saludables las zonas del cerebro relacionadas con el apetito.

Luego del descanso habitual, esas áreas cerebrales no tuvieron una activación diferente con los alimentos no tan saludables.

Estos resultados señalan la existencia de un posible mecanismo neuronal por el que, ante la falta de sueño, los alimentos poco saludables serían más atractivos que los saludables, lo que coincide con el exceso alimentario y el aumento de peso observados en las personas que duermen poco”, agregó el equipo que realizó el estudio.

Es así como se recomienda dormir lo suficiente para que el organismo descanse, porque de manera sistemática, esto influye en nuestro accionar como se observa en este caso con el consumo de los alimentos saludables y chatarra.

Fuente: http://mx.noticias.yahoo.com/exc%C3%A9lsior-salud-dormir-atractiva-comida-chatarra-193711062.html

Toda la Tierra al alcance del usuario desde el espacio

Que la única perspectiva de toda la Tierra es la que se tiene desde el espacio es obvio. También lo es que los satélites en órbita ven el suelo, el hielo, el agua y los océanos a escala global y miden múltiples parámetros, como las temperaturas, los vientos, los contaminantes, la salinidad de los mares… Los científicos explotan intensamente desde hace años los datos para conocer el planeta. Pero ha llegado la hora de que esa información sea también ampliamente social y económica, que ayude a afrontar los retos y problemas de la población mundial, tal y como se puso de manifiesto en el congreso Planeta Vivo 2013, celebrado la semana pasada en Edimburgo (Reino Unido) con participación de casi 2.000 expertos internacionales.

El 71% de la superficie del planeta está cubierto por los océanos y el 29% es tierra firme; de esta, excluyendo la Antártida, el 22% son desiertos, hielo y nieve; el 28%, bosques y selvas; el 25%, tierras de pastoreo; el 13%, zonas urbanizadas, y el 12% está dedicado a las cosechas, detalló Volker Liebig, director de los programas de observación de la Tierra de la Agencia Europea del Espacio (ESA), en Edimburgo. Y más datos: de dos megaciudades en 1979 (Tokio y Nueva York), se ha pasado a 23 en 2011 y serán 37 en 2025; para mediados de siglo habrá que aumentar la producción de alimentos en un 70% respecto a 2005-2007, con una población mundial de 9.000 millones de personas (hacia 2040). Y no solo alimentos. Habrá que optimizar también el suministro de agua y de energía, manteniendo, además, la biodiversidad y los ecosistemas, recordó Volker. Así, argumentó, la imprescindible perspectiva global necesita la información detallada de la situación y evolución continua del uso del planeta que solo los satélites pueden proporcionar.

España se descuelga

España ha pasado de comprometer una inversión de 670 millones en programas de la Agencia Europea del Espacio (ESA), en los presupuestos plurianuales que se acuerdan en las conferencias de ministros de la organización, a 85 millones en la última reunión, celebrada a finales del año pasado en Nápoles. “Estamos trabajando con la delegación española y con la industria para ver cómo podemos ayudar a las empresas”, señaló, muy diplomáticamente, Jean-Jacques Dordain, director general de la ESA en el congreso de Edimburgo. Puntualizó que se tarda décadas en desarrollar la capacidad industrial en el sector espacial y que se destruye muy rápido lo logrado cuando se interrumpe la inversión.

 

En los programas de observación de la Tierra, que suponen un 22% del presupuesto total de la ESA en 2013 y a los que se asignaron casi 2.000 millones de euros para los próximos años en la conferencia de Nápoles, España se comprometió exclusivamente en dos proyectos, con 59 millones: 52 millones para el programa METOP (con directo interés de la empresa CASA-Espacio Astrium) y siete millones van a SMOS (para cubrir la operación del satélite este año desde la estación de Maspalomas, en Canarias). Ni un euro más. La consecuencia es que, desde principios de 2013, los concursos de la ESA para contratos industriales de todos los demás proyectos de observación de la Tierra llevan una cláusula especificando que no pueden presentarse las empresas españolas, ya que el país no contribuye a la financiación.

Igual que la predicción meteorológica basada en información de satélites es un servicio constante, de indudable impacto económico e imprescindible para múltiples actividades, la información detallada y precisa de la humedad del suelo, de las corrientes, mareas y oleajes costeros, de la productividad marina, etcétera, debe llegar dentro de poco a planificadores, agricultores, ingenieros de infraestructuras… como servicio imprescindible. Por no hablar de la gestión de desastres naturales o de los delitos medioambientales.

“Con el satélite Sentinel 1, que se lanzará el año próximo, vamos a proporcionar, por ejemplo, los datos tomados con radar del hundimiento o elevación del suelo con precisión de un milímetro. Ya se ha hecho para París y para Venecia, y ahora lo haremos para todas las ciudades”, explica el ingeniero español Ramón Torres, jefe del proyecto de ese satélite, el primero de la serie de los Sentinel que formarán el sistema europeo Copérnico. “Esos datos precisos de movimiento del suelo serán de gran utilidad en urbanismo y construcción, por ejemplo, influirán en los materiales y estructuras a utilizar y permitirán que accidentes como el socavón de El Carmelo, en Barcelona, en 2005, no se repitan”, añade Torres. “Es la hora de las aplicaciones comerciales”, subraya Torres. “Y no puedes tener usuarios si no ofreces continuidad y calidad de los datos”, añade. Todo esto va combinado con la revolución de Internet, las redes de datos en banda ancha, los avances en computación, las nuevas herramientas de generación de mapas, etcétera, apunta Volker.

Copérnico proporcionará datos globales, normalizados y constantes para que se puedan desarrollar aplicaciones que faciliten su uso masivo, han destacado los expertos en Edimburgo. El efecto podría ser algo similar al del sistema GPS que, tomando los datos de los satélites, ha permitido desarrollar múltiples usos. En Copérnico (antes GMES) y sus satélites, la ESA ha invertido 1.600 millones de euros desde 2005, y la UE, 600 millones. Ahora, para su operación, la UE se hace cargo del coste, que asciende a 3.800 millones desde 2014 a 2020. Según los cálculos de la Comisión Europea, Copérnico generará 30.000 millones de beneficios económicos.

Pero a la vez, las misiones científicas tienen que seguir abriendo camino. “Cara al futuro se planean satélites para la observación, cuantificación y vigilancia de las nieves en el planeta, para obtener la información global sobre la biomasa, midiendo cobertura forestal y altura de los árboles y para conocer con detalle, por ejemplo, las corrientes y otros fenómenos costeros, porque el océano abierto lo conocemos ya bien, pero a muchos efectos es un desierto, ya que la gente vive en la costa, y en ella se desarrollan las actividades económicas principales”, argumenta Alan O’Neill, profesor de la Universidad de Reading (Reino Unido).

La misión Biomass revolucionará la gestión y explotación de recursos forestales, pero también tomará información esencial para los científicos del clima, para cuantificar el ciclo del carbono e incluso para verificar los acuerdos internacionales sobre cambio climático, explicó en Edimburgo el experto Shaun Quegal, de la Universidad de Sheffield. El satélite se lanzará en 2020.

Fuente: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/09/17/actualidad/1379448631_611059.html

La ciencia de la risa

¿Cómo demostraría usted su amor incondicional? ¿Regalando un teorema o una conjetura? Sabemos que un diamante es para siempre, pero lo que es para siempre de verdad es un teorema. El trabajo de los matemáticos consiste precisamente en hacer teoremas, deslumbrantes y eternos, que siempre tendrán validez, más allá de las conjeturas no demostradas. Así que si quiere expresar su amor indeleble, regale un teorema. Eso sí, lo tendrá que demostrar. Que su amor no se quede en mera conjetura.

Esta romántica explicación de la diferencia entre teorema y conjetura es la que hace el matemático de la Universidad de La Rioja Eduardo Sáenz de Cabezón en uno de sus monólogos. Porque ahora los científicos hacen monólogos: Sáenz de Cabezón fue el campeón de la pasada edición del festival FameLab dedicado a este novedoso género, organizado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt) y el British Council, y representó a España en la final internacional de Cheltenham (Reino Unido), donde quedó finalista.

Los científicos, ya saben, esos extraños seres atribulados, caóticos y despistados que permanecen ajenos al mundo en sus laboratorios, rodeados de probetas y ecuaciones, investigando cosas muy raras y muy serias… Pero en aquel FameLab de abril, doce de los finalistas decidieron formar un grupo, The Big Van Theory (algo así como La Teoría del Furgonetón), para recorrer teatros, pubs o cualquier otro escenario divulgando la ciencia con humor y demostrando que los investigadores no son bichos tan raros, sino gente como usted y como yo… y unos cachondos. Esta noche, a las 22.30, tienen la oportunidad de reírse y aprender ciencia con su espectáculo en el Teatro del Arte (San Cosme y San Damián, 3).

“Existe un estereotipo en torno al científico”, explica el biotecnólogo Alberto Vivó, que ha investigado la bioenergía producida por las bacterias, “es curioso porque la serie de la que parodiamos el nombre,The Big Bang Theory, presenta cuatro estereotipos clásicos de científico. Pero nosotros no queremos identificarnos con estos personajes, sino mostrar que somos personas normales”.

Sobre plantas peludas trata uno de los monólogos de Luis Matías. Investiga los pelos (o tricomas) de la artemisia en el CRAG, un centro agrogenómica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Como estos pelos producen una sustancia útil para la lucha contra la malaria, tratan de modificar genéticamente la planta para que sea más peluda, y, por tanto, produzca más sustancia. “Aprovecho para hacer chistes sobre los metrosexuales o la depilación, llevarlo a un terreno más humano”, explica. Nunca se había subido a un escenario, excepto en seminarios científicos, “pero siempre me ha gustado decir chorradas. Es difícil hacer estos monólogos, porque corres el riesgo de ser demasiado técnico o enrollarte, pero después del espectáculo el público nos cuenta su opinión y vamos afinando”.

“Yo tuve muchísimas dificultades al empezar”, cuenta el científico del CERN de Ginebra Javier Santaolalla, “porque, aunque en las visitas que recibimos en el acelerador de partículas aprendí mucho sobre cómo divulgar la ciencia, ahora nos metemos en otros ambientes como bares y teatros, y tenemos que utilizar la vis cómica”.

Temas muy concretos

Sobre capas de invisibilidad o métodos para encontrar planetas fuera del sistema solar habla en sus piezas Miguel Abril, ingeniero electrónico del Instituto de Astrofísica de Andalucía del CSIC, donde precisamente trabaja en el diseño y desarrollo de instrumentación para telescopios y misiones espaciales. Precisamente una de las características más interesantes de estos monólogos es que, más allá de la ciencia general (por ejemplo, la explicación de la ley de la gravedad o de la evolución de las especies) se centran muchas veces en las investigaciones particulares de estos científicos, temas muy específicos y poco conocidos de los que tal vez no habríamos oído hablar en otro lugar.

“Mi monólogo trata el tema en el que me he especializado en mi tesis doctoral y en el que trabajo; cómo las células del cáncer (en mi caso de mama) utilizan las armas de nuestro sistema inmune no sólo para evitar ser destruidas por este, sino, en un perverso giro de tuerca, para proliferar. El cazador cazado”, explica Manuel Tardáguila, investigador del Centro Nacional de Biotecnología (CNB) y actor aficionado, “cumplo dos objetivos importantes para mí: acercar la ciencia actual a la gente y hablar del cáncer y de lo duro que es como enemigo a la hora de investigar. No es un tema popular y no intento hacer gracia a costa de una enfermedad que no he sufrido en carne propia, pero creo que es importante hablar de este asunto”.

Vivimos en tiempos eminentemente científicos y tecnológicos y casi todo lo que nos rodea, del smartphone a las últimas terapias médicas, es fruto de la investigación. Sin embargo, está visto que no se apuesta mucho por la ciencia en España y, aunque la población la aprecie, prefiere no acercarse a ella al considerarla un asunto arcano. ¿Existe cultura científica en España? “No creo que haya cultura científica, en mi opinión la mayor parte de la gente ve la ciencia como algo inaccesible y ‘bueno’ únicamente porque así lo dicen los medios” opina Tardáguila.

“La gente le tiene miedo a la ciencia, y a no ser que se dedique a esto profesionalmente lo ven como algo con lo que tuvo que vérselas en el instituto, pero que ahora les queda muy lejos. Hay incluso un cierto deje de orgullo al afirmar, por ejemplo, eso de ‘yo de matemáticas no entiendo nada de nada’, mientras que no admitirían no conocer a Cervantes o a Felipe II”, añade Abril. Aunque, todo hay que decirlo, estos científicos locos coinciden en que la divulgación es de calidad y el interés va creciendo. Estos monólogos seguramente contribuirán a ello. Y ojalá esto sea algo más que una conjetura.

Fuente: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/09/17/madrid/1379448260_342436.html

Una persona de cada tres sufrirá cáncer

“El cáncer es una enfermedad que hoy en día afecta a una de cada tres personas”. Este dato, que aporta en un artículo el profesor de Bioquímica de la Universidad de Leicester, Salvador Macip, centró una parte del debate suscitado este martes en la mesa redonda El cáncer: reto científico y social, que sirvió para presentar el número monográfico de la revista Métode, dedicado a la enfermedad.

El dato fue matizado por los ponentes y los médicos asistentes al acto celebrado en la Nau, en el seno de Claustre Obert, espacio de reflexión y encuentro auspiciado por la Universitat de València y la edición valenciana de EL PAÍS. Porque, si bien es cierto, hay que tener en cuenta el aumento de la esperanza de vida y el hecho de que las estadísticas contemplan todo tipo de enfermedades cancerígenas, desde las más graves a las más leves, como determinadas lesiones de la piel, por ejemplo.

Participaron las especialistas Ana García, jefe clínico de Ginecología de la Fundación IVO y coordinadora del número de Métode La línia roja. El cáncer en el segle XXI; María José Juan Fita, médica adjunta del departamento de Oncología Médica de la Fundación Instituto Valenciano de Oncología; Marina Pollán, jefe de la Unidad de Epidemiología del Cáncer. Centro de Epidemiología Nacional. Instituto de Salud Carlos III; y Martín Domínguez, biólogo y profesor de Periodismo, director de la revista editada por la Universitat de València. El rector de la institución académica, Estaban Morcillo, ejerció de moderador del acto.

En general, se puso el acento en la necesidad de llevar una buena dieta, en los beneficios del aceite de oliva y de la dieta mediterránea, y del efecto negativo del tabaco y del alcohol, pero se hizo hincapie en el hecho de que el cáncer es una asociación de factores y que hay que educar en la prevención, pero no crear miedo alrededor de la enfermedad. Tanto Marina Pollán como María José Juan Fita se mostraron convencidas de que existe un factor psicológico que influye también en la enfermedad, pero no existen estudios concluyentes sobre ello. Ambas han participado con sendos artículos en la publicación.

En NAU XXI ( http://nauxxi.uv.es/), la plataforma de debate y reflexión promovida por el Vicerrectorado de Cultura e Igualdad de la Universitat de València, se pueden consultar diversos documentos que sirven como introducción a este debate.

Fuente: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/09/18/valencia/1379501556_246533.html

Paga NASA por quedarse en la cama

La NASA está reclutando voluntarios para pasar todo el día en la cama con un pago de 3 mil dólares al mes, como parte de un proyecto para estudiar los efectos de la gravedad en los astronautas.

El requisito es pasar 70 días recostado, bajo la vigilancia de los científicos de la agencia espacial estadounidense en su sede de Houston.

“De todos los potenciales retos que enfrentan los miembros del equipo que viaja al espacio, la microgravedad parece ser el más complicado de imitar durante los experimentos”, explicó la dependencia en su página de internet.

“Investigadores e ingenieros estudian el descanso en cama como una analogía experimental para el vuelo espacial, debido a la exposición extendida de la posición boca arriba, y sus efectos en un ambiente en el que hay poca gravedad”, agregó.

Durante el experimento, los participantes podrán ver televisión, navegar en internet o jugar con sus computadoras.

Fuente: http://www.reforma.com/internacional/Articulo/714/1427569/

Científicos y músicos comparten la inquietud de encontrar la belleza y orden: Pablo Padilla

 

Sin título

(Primera parte)

Este es un artículo para leer y escuchar a la vez. Sí, leyó bien. El día de hoy podrá, mientras nos lee, acompañar la lectura con música hecha con algoritmos matemáticos, todo con el fin de mostrarle cómo pueden usarse diversas herramientas matemáticas para la creación musical.

Comencemos por esta pieza de nombre Tempus Fugit (http://snd.sc/16sYiv0) de David y Pablo Padilla. Obviamente los autores, hijo y padre, son músicos, pero también son matemáticos.

Pablo Padilla Longoria es profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM. Como muchos otros científicos, incluyendo a su hijo, Padilla padre no sólo está interesado en la ciencia, sino también en el arte. Doctor en ciencias matemáticas por el Courant Institute of Mathematical Sciences de la Universidad de Nueva York, también se graduó como músico en el Mannes College The New School for Music donde realizó estudios de clavecín, composición e improvisación.

La pieza que escuchamos es una composición tradicional donde la inspiración guía a los músicos a través del proceso de composición. Sin embargo, desde 2011 el Dr. Padilla imparte el Seminario de Matemáticas Aplicadas I en la Facultad de Ciencias de la UNAM. En él explora, junto con sus alumnos la composición algorítmica, esto es, el uso de diversos métodos matemáticos aplicados a la creación musical. “En este curso, queremos mostrar a los alumnos cómo las matemáticas pueden proveernos de herramientas para la composición” explica el Dr. Padilla. “Los algoritmos son la plataforma natural para generar nuevas estructurar armónicas, melódicas y rítmicas”.

Una idea muy antigua

La idea de que existe una conexión entre la música, la ciencia y las matemáticas se remonta a la antigua Grecia con Pitágoras, considerado el padre de las matemáticas y la música por su contribución al conocimiento de los números y la armonía. Galileo, músico al igual que su padre, hablaba de la profundidad de esta conexión; o Johannes Kepler, quien tras estudiar las leyes matemáticas que gobiernan el movimiento de los planetas declaraba: “Entre los movimientos celestes descubrí la esencia de la armonía”. Tanto científicos como músicos comparten la inquietud por encontrar belleza y orden en su labor, ambos trabajando con estructuras y la relación que se establece entre ellas.

De ahí que las matemáticas se han convertido en una herramienta muy útil para generar ideas composicionales. Por ejemplo, Claude Debussy usó la proporción dorada o sección aurea para dar estructura a algunos de sus trabajos. Pero sólo recientemente, gracias a la aparición de las computadoras, fue posible incorporar al proceso de composición complejos modelos matemáticos que de otra forma hubieran requerido incontables horas de largos cálculos.

El compositor griego Iannis Xenakis, conocido también por su trabajo como ingeniero y arquitecto, usó modelos estocásticos complejos –modelos probabilísticos— para producir música increíblemente novedosa, que exige a los ejecutantes llevar al límite su capacidad interpretativa. En Pithoprakta (http://snd.sc/1aA1LIV), una pieza para 46 instrumentos de cuerda, dos trombones, xilófono y caja china, Xenakis trató de emular el comportamiento de los gases usando una función matemática para producir los sonidos. Cada instrumento se concibe como una molécula que obedece la ley de distribución de velocidades de Maxwell-Boltzmann “con una distribución Gaussiana bajo fluctuación de temperatura”.

Escuchemos ahora la Invención número 1 (http://snd.sc/16ta20h). Los aficionados a la música clásica podrían pensar que lo que estamos escuchando es algo del repertorio de Juan Sebastián Bach. En realidad, se trata de música hecha por una computadora a partir de algoritmos matemáticos y su autor es David Cope.

Composición algorítmica

Los estudiantes del Seminario de Matemáticas Aplicadas I comienzan el curso con los elementos básicos de la composición musical: afinación, escalas, acordes y progresiones, melodías y motivos. Pero hay una diferencia, los abordan desde la perspectiva de la ciencia. “Vemos la física del sonido, el movimiento ondulatorio” explica el Dr. Padilla. “La idea es ver el sonido de un instrumento como una señal acústica compleja y cómo la puedes descomponer en señales más simples, lo que se llama el análisis de Fourier y que se utiliza mucho en ingeniería. Ese tipo de cosas corresponden al sonido como un fenómeno físico, estudiamos la base física del sonido”.

Pero como tanto la música como las matemáticas son actividades humanas, el curso también contempla temas como la psicología musical y la psicoacústica que tiene que ver con cómo percibimos el sonido y cómo lo procesamos. Luego, vienen las matemáticas para aproximarse a la música. Para ello usan algoritmos: una secuencia de instrucciones para realizar un proceso.

— Te voy a poner un ejemplo que me parece muy representativo, le llaman el problema de Siracusa o la conjetura 3n+1—dice Padilla anticipándose a mi pregunta—Piensa en un número positivo de 1 al 10.

—Cinco—le digo casi sin pensar

—Si es par divídelo entre 2. Si es impar multiplícalo por tres y súmale 1. Sigue haciendo lo mismo, una y otra vez, todo el tiempo que puedas. Eventualmente, llegas a una constante: 4,2,1.

—Veamos—digo no del todo convencida—cinco por tres, quince; más 1, dieciséis. Dieciséis entre dos igual a ocho. Ocho entre dos igual a 4. Cuatro entre dos igual a 2. Dos entre dos, 1. Hagámoslo otra vez, uno por tres, tres, más uno 4; cuatro entre dos, 2; dos entre dos, 1. ¡Vaya!

— Siempre acaba así—dice Padilla con gran satisfacción. —Eso  es lo asombroso, hasta ahora nadie ha podido explicar por qué ocurre esto. Por eso es una conjetura—.

—¿Pero esto como los usas para hacer una composición?—le pregunto

—Imagínate que generas en un programa estos números. Por ejemplo, empezamos con el cinco que escogiste, entonces tienes: 5, 16, 8, 4, 2, 1, 4, 2, 1. Pero al hacer el cálculo, el programa en lugar de darte números tiene una forma de generar una nota que le corresponde al 4, otra al 2, otra al 1, o una nota que le corresponde a cada número entero que tu asignes. De esta forma, una secuencia numérica se convierte en una melodía. Hay una traducción, por así decirlo, entre números y sonidos—dice mientras su cara refleja una gran satisfacción.

De la misma forma pueden usarse otros algoritmos, como las cadenas de Markov o los número de Fibonacci.

—Dime una cosa—le digo poniendo expresión muy seria. —¿Cómo evitas que esto se convierta en un proceso monótono? ¿Dónde dejas la emoción, el sentimiento, la inspiración?

—Es una pregunta que me hace mucho la gente que viene del lado creativo y artístico. Yo creo que la composición algorítmica es un poco como tu materia prima, tu banco de sonidos o de motivos. Pero, así como en la composición tradicional tienes motivos o estructuras que después vas modificando, cambiando, transformando, estas estructuras que originalmente están generadas por procedimientos algorítmicos son también susceptibles de ser transformadas, modificadas, flexibilizadas. En otras palabras, las herramientas básicas te las proporciona el algoritmo, la forma plástica o flexible de utilizar estos materiales para crear un resultado artístico dependen del compositor.

Las nuevas plataformas computacionales dan a los compositores la posibilidad de modificar de muchas maneras los parámetros asociados a estas reglas de traducción entre matemáticas y música. “Lo que también tratamos de enfatizar en el curso es el hecho de que para generar estructuras musicales interesantes no hacen falta procedimientos matemáticos muy sofisticados sino que con algunos de estos procedimientos de sumar, restar, multiplicar y dividir, se pueden hacer un montón de cosas interesantes” comenta el Dr. Padilla.

Y para muestra un botón. Para cerrar la primera parte de esta nota, escuchemos 2º Movimiento (http://snd.sc/1aAqWuW), composición que Mateo T. Rodríguez presentó el semestre pasado como trabajo final para el Seminario de Matemáticas Aplicadas I.

La próxima semana el Dr. Padilla nos da ejemplos de otros algoritmos que permiten a los compositores improvisar en un ensamble, dar sonido a la naturaleza misma y sobre cómo puede convertirse una imagen en música para los oídos.

Fuente: http://www.cronica.com.mx/notas/2013/782983.html

Hoja de papel que se transforma en pantalla

Sin título

En la feria internacional de electrónica IFA 2013 se presentó el sistema FlexPad, el cual permite que una hoja simple de estándar de papel que se transforma en una pantalla móvil, útil para el campo de la medicina. El sistema fue desarrollado por el Media Lab del Instituto Tecnológico de Massachusetts, EU, y el Instituto Max Planck para la Informática en Saarbrücken.

Desarrollan cámaras de alta resolución para el GTM

Sin título

La radiación proveniente de planetas, estrellas y galaxias en formación es muy fría y tenue, pero ahí está y el Gran Telescopio Milimétrico (GTM) es capaz de verla. Pero el complejo es apenas capaz de formar una imagen “borrosa”, escaneando el cielo para generar una imagen que los astrónomos puedan interpretar. Sin embargo, científicos mexicanos del Instituto Nacional de Astrofísica Óptica y Electrónica (INAOE) ya trabajan en la tecnología que permitirá tomar “instantáneas” de alta resolución de esos lugares gélidos y lejanos del Universo.

Especialistas del Laboratorio de Criogenia desarrollan prototipos e instrumentos de segunda generación que serán más sensibles, más rápidos y mapearán aéreas más grandes del cielo. Para ello, diseñan equipos llamados criostatos que están compuestos por detectores superconductores. Estos permiten enfriar en su interior electrónica, filtros, espejos y lentes para captar la radiación milimétrica colectada por la antena de 50 metros del GTM.

“La radiación milimétrica es muy débil porque viene del Universo temprano por lo que es muy fría, entonces nuestros sistemas deben de ser más fríos para ser excitados por esa radiación tan lejana”, explica Daniel Ferrusca, experto en instrumentación del Gran Telescopio.

Anteriormente, incluso ahora una de las dos cámaras emplea este tipo de tecnología, los científicos empleaban detectores llamados bolómetros, que absorben la radiación de un fotón que calienta un material se mide por un termómetro. Después, han empleado membranas de este tipo. Es “tecnología artesanal” aún, dicen los científicos.

Ahora trabajan en prototipos de detectores que se “multiplexan”: que leen una serie de detectores con una misma línea de datos, por frecuencia o tiempos, y pueden componer miles de detectores.

“Estos detectores utilizan una especie de microrradios que mandan una señal —refiere Miguel Velázquez, investigador del laboratorio—, cuando un fotón excita el detector la variación en su frecuencia dice que detectó algo: el desfasamiento su energía. Cada línea puede leer miles de pixeles”.

Para el especialista este tipo de cámaras son un hito en la detección milimétrica, puesto que muestras los sistemas anteriores son capaces de tomar imágenes de unos cuantos pixeles, ahora podrán hacerlas de manera directa sin necesidad de mover el telescopio para componerla.

Así, 10 mil pixeles significarán imágenes más amplias, a mayor velocidad y con mejor resolución. Es como pasar de un daguerrotipo a una imagen digital. Los científicos esperan tener listo el primer prototipo en un par de años para después fabricar otro que se instale en el GTM en alrededor de un lustro.

La experiencia en este campo de la criogenia, donde los académicos trabajan con instrumentos que se mantienen cerca del cero absoluto, ha permitido el desarrollo de tecnología propia para el telescopio más grande en ondas milimétricas en el mundo, pero también para otro tipo de complejos.

Así, el INAOE junto con el Centro de Investigación en Óptica y otras instituciones españolas diseñan el sistema Megara, un criostato que instalarán en el Gran Telescopio de Canarias, en España, el más grande telescopio óptico en el planeta. De éste, se evalúa el diseño preliminar y después de ser aprobado se prevé iniciar su construcción para finalmente instalarlo en 2015, aproximadamente.

Fuente: http://www.cronica.com.mx/notas/2013/783499.html

Hallan el cristal más delgado del mundo: tiene dos átomos de espesor

Sin título

Científicos de la Universidad de Cornell en Nueva York y de la alemana de Ulm descubrieron por casualidad el cristal más delgado del mundo, de tan sólo dos átomos de espesor, cuando intentaban producir grafeno. Su hallazgo fue registrado en el Libro Guinnes de los Récords.

De acuerdo a los investigadores, este panel de cristal es tan delgado que cada átomo de silicio y oxígeno son visibles a través de un microscopio electrónico.

En su artículo publicado en la revista Nano Letters, los científicos señalan que no pretendían dar con algo semejante, sino que identificaron el finísimo cristal cuando trabajaban en la creación de grafeno, el denominado el material del futuro.

Al principio, escriben, “pensamos que se trataba de restos o desperdicios, pero tras inspeccionarlo a fondo nos dimos cuenta de que estaban ante el cristal más delgado del mundo”.

La explicación que ofrecen sobre la creación de este cristal, que una fuga de aire había causado que el cobre reaccionara con el cuarzo, también hecho de silicio y oxígeno. Esto produjo la capa de cristal en lo que sería grafeno puro.

Es la primera vez que se puede observar con precisión el orden de los átomos que componen el cristal y se parece sorprendentemente a un diagrama dibujado en 1932 por el físico William Houlder Zachariasen, una representación teórica de la disposición de los átomos del cristal en la que aparecen en el mismo orden.

Aunque el hallazgo fue producto de la suerte, David Muller, de la Universidad de Cornell  dice que “esta es la obra de la que, cuando mire hacia atrás en mi carrera, voy a estar más orgulloso”.

Los usos a futuro de es cristal tan delgado pueden estar en transistores y nanotecnología, por ser un material libre de defectos que podría mejorar el rendimiento de los procesadores de las computadoras y teléfonos inteligentes.

De momento, los responsables del Guinnes ya tomaron nota de su existencia y publicaron el logro a principios de septiembre para su inclusión en el libro de 2014.

Fuente: http://www.cronica.com.mx/notas/2013/783500.html

Respalda Stephen Hawking el suicidio asistido para los enfermos terminales

“Las personas que padecen una enfermedad terminal y sufren mucho dolor deberían tener el derecho de acabar con sus vidas, y aquéllos que les ayuden no deberían ser perseguidos por la justicia”, es la postura de Stephen Hawking en torno al suicidio asistido.

En una entrevista emitida por la BBC y previa al estreno en cines británicos del documental Hawking, que narra su vida, el físico agregó que “deben existir mecanismos de control para asegurar que la persona enferma genuinamente quiera acabar con su vida y no sea presionada u obligada a tomar esta decisión sin su consentimiento”.

Hawking recuerda, en la entrevista, que en 1985, cuando estaba escribiendo el libro Breve historia del tiempo, contrajo una fuerte neumonía que le obligó a pasar semanas en cuidados intensivos, conectado a un respirador artificial para garantizar su supervivencia. De hecho, su estado era tan precario que los médicos ofrecieron a su primera esposa, Jane, desconectarle y dejarle morir, pero ella se negó porque él nunca le había dado su autorización para tomar semejante decisión.

“No dejamos que los animales sufran. Entonces, ¿por qué hacerlo con los seres humanos?”, se pregunta Hawking, de 71 años, quien a los 21 años fue diagnosticado con una enfermedad neuromotora y sólo le daban dos o tres años de vida más. Hoy el científico tiene su cuerpo totalmente paralizado por la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Es uno de los científicos más importantes del mundo, conocido especialmente por su trabajo sobre los agujeros negros y como autor de Una breve historia del tiempo.

En la actualidad el suicidio asistido es ilegal en Reino Unido y el tema de si despenalizarlo o no para quienes cuyas vidas son insoportables es una cuestión a debate en muchos países. Los defensores del derecho a morir dicen que las personas que pueden tomar una decisión deberían tener el derecho a morir con dignidad. Los detractores creen que liberalizar la ley podría poner a personas vulnerables en peligro. Suiza y varios estados de Estados Unidos son algunos lugares donde son legales algunos tipos de eutanasia o suicidio asistido en ciertas circunstancias.

MENTE ACTIVA. Una de las cosas que le han ayudad a Hawking a sobrevivir tanto tiempo en su situación es, como el mismo lo dice, “mantener la mente activa” y “no perder el sentido del humor, algo muy útil para soportar las miserias del Universo”.

Hawking se comunica a través de un músculo de la mejilla ligado a un sensor y a un sistema de voz computarizada. Con este mecanismo, diseñado especialmente para él, elige palabras y frases sobre una pantalla que después pronuncia la famosa voz robótica del sintetizador de voz acoplado a su silla de ruedas.

En la entrevista con la BBC, el científico instó a cualquiera con una minusvalía a centrarse en lo que puede hacer y no lamentarse de lo que no pueden. “La física teórica no es un campo donde ser minusválido no es un handicap. Está todo en la mente”.

Además de sus logros académicos y ser profesor en Cambridge, Hawking aprendió a adaptarse a su nueva vida luego de ser diagnosticado con la enfermedad. Sólo 5% de las personas con su misma condición, logran sobrevivir más de una década después del diagnóstico.

Fuente: http://www.cronica.com.mx/notas/2013/783501.html

Los perros sienten nuestro dolor y nos consuelan

Quienes queremos a las mascotas no necesitamos que la ciencia nos respalde. Lo sabemos: cuando estamos mal, nuestro perro se acomoda cerca, nos roza, nos calienta con su pelo, nos lame, y hasta llora si lloramos. Reconocen que no estamos bien, que estamos tristes. Pues bien: aunque nos de lo mismo si un científico bendice o no nuestra intuición, un estudio de la Universidad de Goldsmiths, en Londres, acaba de confirmar que los perros sienten nuestra tristeza y nos consuelan a su modo.

El estudio se llevó a cabo en Universidad de Goldsmiths. Un grupo de psicólogos conducidos por Deborah Custance y Jennifer Mayer, ambas del Departamento de Psicología, realizaron ensayos controlados para evaluar la respuesta que tenían a los estados emocionales de los humanos. Programaron una serie de pruebas con 18 perros de diferentes edades y razas. Todos fueron expuestos a tres tipos de estímulos, de no más de 30 segundos: una persona llorando, una persona haciendo un zumbido extraño y una persona llevando a cabo una conversación casual.

A los animales les provocaba curiosidad el sonido de los zumbidos, en tanto reflejaron indiferencia ante los diálogos. En cambio, cuando algunas de las personas -conocidas o no por el perro- fingió llorar, el animal se acercó y, adoptando una actitud sumisa, buscó de inmediato contacto físico como una forma de mitigar esa tristeza, de aliviar el dolor con “mimos”.

Según las conclusiones del estudio, la mayoría de los perros respondió al llanto de manera empática, lamiendo e intentando consolar. Según explicaron los responsables, la idea de generar distintos ruidos o expresiones fue para descartar que los “gestos” del perro no estuvieran asociados a una simple curiosidad.
“Los humanos suelen tener menor respuesta de empatia entorno a personas desconocidas que los perros”, asegura el estudio.

Entre las conclusiones, se determinó que los perros son capaces de responder más a las emociones que cualquier otra especie, incluso humanos. “El llanto lleva a un mayor significado emocional para los perros y provocó una respuesta global más fuerte que hablar”, sostiene la investigación.

Fuente: http://campusmexico.mx/2013/09/17/los-perros-sienten-nuestro-dolor-y-nos-consuelan/

Hilo de sutura desarrollado en Brasil, acelera tres veces la cicatrización

Un hilo de sutura que investigadores brasileños enriquecieron con células madre fue capaz de acelerar en tres veces el proceso de cicatrización de los pacientes que necesitaron puntos de sutura tras una operación.

La innovación fue experimentada con éxito en animales y a finales de este año será probada con humanos, informó hoy Ciencia Hoje, el portal de noticias de la Sociedad Brasileña para el Progreso de la Ciencia.

Los investigadores de la Universidad de Campinas (Unicamp) utilizaron un hilo de sutura convencional y lo potenciaron con células madre, que son las células capaces de transformarse en cualquier tipo de tejido del cuerpo.

Las células madre usadas fueron retiradas de tejidos adiposos corporales, por lo que tienen bajo costo y un amplio uso.

Los científicos adhirieron las células al hilo de sutura con la ayuda de cola de fibrina, una sustancia extraída del plasma humano, lo que facilita su absorción por el organismo, y que ya es usada para contener hemorragias.

Los hilos enriquecidos con las células madre fueron probados con éxito en la sutura de fístulas en el intestino de ratones de laboratorio.

“Escogimos las fístulas precisamente porque son de difícil cicatrización y envuelven una cirugía que por lo general tiene complicaciones”, aseguró el biólogo Bruno Volpe, uno de los responsables por la innovación.

Los investigadores probaron la tecnología en tres grupos de animales con heridas del mismo tamaño.

En uno de los grupos la sutura fue hecha con el hilo tradicional y en otro con el hilo enriquecido con células madre. A los animales del tercer grupo se les inyectaron las células madre directamente en las heridas.

Tres días después de la operación, los animales tratados con el hilo enriquecido habían alcanzado un nivel de cicatrización del 75 por ciento, resultado que normalmente sólo se consigue con ocho semanas.

Los ratones tratados con el hilo innovador también alcanzaron una recuperación mucho más rápida que la que los recibieron las inyecciones de célula madre en la herida.

Tras 21 días de operación, la cicatrización entre los tratados con el hilo enriquecido era del 90 por ciento, porcentaje que se limitó al 70 por ciento entre los que recibieron las inyecciones.

“Cuando simplemente inyectamos las células, ellas pueden perderse y dirigirse a otros tejidos. Cuando las adherimos al hilo, las células actúan directamente en las lesiones”, aseguró Volpe.

Fuente: http://campusmexico.mx/2013/09/17/hilo-de-sutura-desarrollado-en-brasil-acelera-en-tres-veces-la-cicatrizacion/

Rastros de extraterrestres en el fondo de la Tierra

Sin título

Nos zambullimos en la oscuridad en cuestión de minutos al descender un kilómetro hasta llegar al fondo. Apenas salimos, el calor nos golpea: las temperaturas alcanzan los 35ºC. Estamos en la mina Boulby, una de las más profundas de Europa, con una extensión subterránea de 200 hectáreas, en el norte de Inglaterra.

Desde los años 70 se extrae sal y potasa de sus profundidades pero las rocas han estado guardando algo más.

A pesar de que el polvoroso terreno luce desolado, está repleto de diminutos organismos.

El profesor Charles Cockell, del Centro británico para la Astrobiología de la Universidad de Edimburgo, le señala a la BBC que “las condiciones son extremas desde el punto de vista de la vida”.

“Es un ambiente muy salado, muy oscuro -lo que quiere decir que no hay luz del Sol para dar energía- y hay muy poca agua”, añade.

“Mantener la vida es muy difícil para la mayoría de los organismos así que nos interesa entender cómo algunos pueden sobrevivir y hasta prosperar”.

Extremófilos

Los extremófilos pueden dar pistas sobre la vida extraterrestre.

Los microbios se llaman extremófilos y Cockell piensa que estudiarlos ayudaría a entender si la vida puede resistir en condiciones similares en otro lugar del Universo.

“En la superficie de Marte hay sal de mesa y hay filtraciones de salmuera de cloruro de sodio -asegura-. En Europa -una de las lunas de Júpiter-, hay un mar salado bajo una costra de hielo”.

“Hay sales en todo el Universo. Hay que ir a lugares oscuros y salados si uno quiere saber si la vida podría originarse y crecer en algunos ambientes extraterrestres, y si quiere poder evaluarlos como hogares”, sentencia.

Se hizo la luz

Usando linternas para alumbrar el camino, vamos hacia el laboratorio subterráneo.

En marcado contraste con el resto de la mina, entramos a una habitación brillante y llena de instrumentos científicos.

Laboratorio en la mina de Boulby

Hasta ahora se habían dedicado a buscar materia oscura.

El laboratorio ha estado funcionando durante años como resultado de una colaboración del Consejo de Instalaciones Científicas y Tecnológicas británicas y la compañía minera.

El doctor Sean Paling, director del Laboratorio Subterráneo de Boulby, comenta que “es inusual que haya un laboratorio en una mina. Es extraño para los mineros: les queda difícil creer que estemos aquí”.

Hasta hace poco, las investigaciones se habían enfocado en buscar materia oscura, esas misteriosas partículas que se cree forman cerca de la cuarta parte del Universo. Pero ahora el equipo está ampliando sus miras.

“La razón por la que nos vinimos aquí abajo en busca de esa astronomía es que el entorno es muy, muy tranquilo”, le explica Paling a la BBC.

“Hay muy poca interferencia de la radiación natural, de las partículas que uno encuentra en la superficie. Pero hay muchos otros proyectos que se pueden hacer en un ambiente como este: tenemos un proyecto de investigación de cambio climático, varios estudios de datación por radiocarbono, un estudio de captura de carbono y ahora también un laboratorio de astrobiología”.

Estudiando lo de afuera bien adentro

“Parece una contradicción”, admite Paling.

En el Universo hay muchas sales.

“Hay esos grandes interrogantes: de qué está hecho el Universo, si hay vida en otros planetas y cómo es esa vida. Y aquí estamos nosotros explorándolos debajo de la tierra. Sin embargo, eso es exactamente lo que está pasando. Este tipo de entorno nos permite estudiar esos temas extremadamente bien”.

Es sólo el principio pero exámenes genéticos ya están revelando que la mina alberga especies inusuales.

Y, aunque no se pierde la esperanza de que algún día encontremos vida extraterrestre inteligente y avanzada, es muy posible que cualquier especie alienígena se parezca más a los simples organismos que viven en la mina.

“¿Hay vida en otro lugar del Universo? Esa es sin duda una de las preguntas más interesantes”, opina Cockell.

“Por ello la búsqueda de vida extrema en Boulby no es una ilusión loca y optimista de encontrar vida en otro lugar. Nos da una base científica para entender si hay vida en el Universo y, si la hay, si es similar a la de la Tierra o no, y si no, por qué no lo es”.

Fuente: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/09/130904_vida_extraterrestre_fondo_tierra_finde.shtml

%d personas les gusta esto: