Reunión Técnica de ALAFEM: Hacia un diagnóstico de los Modelos Educativos de Medicina en América Latina y El Caribe

La Habana, Cuba, 16 de febrero de 2016

La Facultad de Ciencias Médicas ‘Victoria de Girón’ fue sede de la reunión técnica de la Asociación Latinoamericana de Facultades y Escuelas de Medicina, cuyo objetivo fue definir los términos de referencia para el estudio diagnóstico de la educación médica en América Latina y los retos y compromisos de la universidad con la salud y el desarrollo social. La reunión fue presidida por la doctora Ileana Morales, directora de Educación Médica del Ministerio de Salud Pública de Cuba y el doctor Roberto Escalante, secretario general de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe.

Para abordar la necesidad de un diagnóstico de la educación médica en la región, el doctor Juan Vela Valdez, a partir del estudio realizado por Juan Cesar García intitulado “La educación médica en América Latina” publicado en 1972 y tomando en consideración los criterios para la evaluación de la currícula, presentes en el Sistema de Evaluación y Acreditación de Carreras Universitarias cubano, exploró la posibilidad de adaptar este diagnóstico a escala regional. El estudio contó con la cooperación de las asociaciones de facultades y escuelas de medicina.

El objetivo de la investigación fue evaluar la enseñanza de los aspectos preventivos y sociales de la medicina en América Latina, utilizando un enfoque estructuralista. En este sentido, la educación médica consistía en la producción de médicos, encontrándose subordinada a la estructura económica de la sociedad; por lo tanto, su relación con la práctica médica y el modo de producción de médicos determinaba el orden institucional de la educación médica. Hace 50 años no existía planificación del número de médicos que se requería.

Adicionalmente, el estudio analizó, entre otros componentes, las características de la medicina preventiva, las actitudes y comportamientos de los estudiantes de medicina, el plan de estudios, la enseñanza de medicina preventiva y social, la estructura jerárquica del profesorado, etc. En este sentido, la investigación arrojó que, en su mayoría, los planes de estudio estaban orientados hacia el hombre enfermo y hospitalizado, la separación entre el estudio y el trabajo –donde es prácticamente nulo el papel de los estudiantes en la prestación de servicios de salud- y que no había contacto temprano con los pacientes ni con las actividades de salud.

La investigación establece que “la inserción de las ciencias sociales en el estudio de la medicina nos permite comprender que la medicina va más allá de los servicios de salud”, subrayó Vela Valdez.

Por otro lado, la sesión vespertina fue coordinada por el doctor Luis Pichs, rector de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana y presidente de la ALAFEM, y por el doctor Antonio Ibarra, coordinador académico de la UDUAL.

Los antecedentes de una política pública en materia de salud y educación superior deficiente en su componente social fueron analizados por el doctor Patricio Yépez, asesor de la UDUAL, quien exploró asimismo el modelo privatizador de los sistemas de salud y la educación superior con el objetivo de considerarlos objetos de mercado y con ello recuperar costos, eliminar subsidios, descentralizar y, finalmente, privatizarlos, como recomendaciones de los organismos financieros internacionales.

En contraste con las tendencias privatizadoras, las universidades cumplen un papel estratégico para contribuir al desarrollo endógeno del país y con los compromisos sociales. Es necesario transitar desde la extensión universitaria hacia la vinculación con la comunidad por medio del esquema de investigación-acción, el cual consiste en la definición y ejecución participativa de proyectos de investigación que involucren a comunidades y organizaciones sociales populares en la medida que los problemas cuya solución puede beneficiar los resultados de la investigación.

Por otro lado, el doctor Ángel Estrada, de la Universidad Autónoma de Chiapas, México, expuso las Unidades de Vinculación Docente, las cuales son instrumentos flexibles que permiten adaptar los contenidos temáticos de los planes de estudio a la solución de la problemática de desarrollo económico, social y cultural. Estos instrumentos no fueron concebidos para sustituir o modificar la currícula, sino para enriquecerla. Son procesos que tienen impacto en los fenómenos sociales y presentan efectos positivos en lo académico, dinamizando las funciones sustantivas.

“Las Universidades, mediante instrumentos de vinculación innovadores están en condiciones de realizar acciones complementarias de salud pública y de atención médica, dirigida a la protección de la salud de grupos, familias e individuos, sujetos de fenómenos de exclusión social al interior de los territorios locales municipales”, afirmó.

Por su parte, el doctor Javier Nieto, coordinador de posgrado de la Universidad Nacional Autónoma de México propuso la apertura del posgrado de la UNAM a la internacionalización en el marco del Espacio Latinoamericano y Caribeño de la Educación Superior, principalmente en el área de las ciencias biológicas, químicas y de la salud.

De acuerdo con Nieto, el posgrado de la UNAM busca consolidar grupos de investigación en temas de frontera a nivel internacional; impulsar el intercambio y la movilidad de profesores dentro de la UNAM y con otras instituciones nacionales y extranjeras; incrementar la movilidad estudiantil internacional; impulsar la internacionalización del posgrado; reforzar estancias posdoctorales en el extranjero y hacer compatible el sistema de créditos académicos de la UNAM con los estándares internacionales vigentes y cooperar con el estudio diagnóstico de los modelos de enseñanza latinoamericanos con UDUAL y ALAFEM.

Conclusiones de la reunión:

  1. Con base en el Convenio de Colaboración entre la UDUAL y la Organización Panamericana de la Salud, se realizará el estudio a cargo de ALAFEM, mismo que no excluye a los organismos de cooperación en materia de salud. Por lo tanto, se invitará a ALADEFE, OFEDO, AFEIPAL y a los Programas Universitarios de Investigación en Salud para que diseñen un cuestionario piloto.
  2. Solicitar a los Organismos de Cooperación que proporcionen un listado de universidades susceptibles de responder al cuestionario –con modelos de atención en salud-, en el cual se habrá de considerar, asimismo, a otros actores como las políticas públicas, así como indicadores de relevancia y pertinencia social para la región. Se espera que sea un enfoque holístico y transdiciplinario y que no vulnere la autonomía universitaria.
  3. Asistir a la conferencia “Retos y compromisos de la Universidad con la Salud y el Desarrollo social” para analizar en, el marco del espacio latinoamericano y caribeño, los diferentes enfoques y tendencias en cuanto a la responsabilidad social de la universidad con la salud de la colectividad y conocer la situación de los sistemas de salud en América Latina y el Caribe y su vinculación con la formación de los recursos humanos en las universidades.
  4. Proponer, en el marco del derecho social a la salud, los lineamientos para la formación de los recursos humanos de salud en coherencia con las necesidades y prioridades de la población, basados en los principios de la estrategia social de la atención primaria, los determinantes sociales, la interculturalidad y la promoción de la salud.

UDUAL Press

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s