Universidad innovadora por un desarrollo sostenible: Un acercamiento desde el vínculo Universidad-Sociedad

La Habana, Cuba, 17 de febrero de 2016

En el marco del Congreso Universidad 2016, se realizó la mesa redonda “Universidad innovadora por un desarrollo sostenible: Un acercamiento desde el vínculo Universidad-Sociedad”, en la cual participaron Jorge González, presidente de la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional y Director Nacional de Docencia del Ministerio de Salud Pública de Cuba, Carlos Cesar Torres, representante de la Universidad de Pinar del Río y Mariano Nascone, de la Unión de Naciones Suramericanas, UNASUR.

Un esquema de horizontalidad, matrícula descentralizada y formación curricular vinculada a la práctica componen el modelo de educación en medicina, dependiente del Ministerio de Salud Pública de Cuba. En palabras de Jorge González: “la descentralización y el ingreso planificado de la matrícula permiten consolidar instituciones de educación superior más cercanas al territorio, lo cual es prioritario para la solución de problemas.”

En Cuba, en el caso de las instituciones educativas de las áreas de la salud, el vínculo entre asistencia, investigación y docencia es fundamental. Los médicos investigan los problemas de salud, los curan y al mismo tiempo imparten clase, lo cual favorece la formación curricular  continua y genera un diagnóstico de la situación de la salud como principio de trabajo e investigación. “La universidad se ubica en cada policlínico, en cada hospital”, subrayó.

Por otro lado, para Carlos César Torres, la vinculación de las universidades con su comunidad construye modelos de enseñanza basados en el posicionamiento del desarrollo local en la agenda universitaria. Se trata, asimismo, de modificar la gestión pública hacia una nueva visión: De un modelo vertical y sectorial a uno horizontal de redes de colaboración. El modelo de vinculación deviene un nuevo paradigma, en donde el Desarrollo Económico Local, la ciudadanía efectiva, el desarrollo sostenible, la autogestión, la sociedad del conocimiento y la gestión territorial son elementos que permiten el empoderamiento del territorio. Asimismo, se busca una articulación armónica entre la administración pública, las instituciones de investigación científica, el sector ramal (transferencia y demanda de tecnología) y las universidades.

La vinculación también dinamiza a las cadenas productivas, ya que genera empleos por medio del cofinanciamiento de proyectos de colaboración, incluso con fondos propios, en turismo de naturaleza, desarrollo rural y transferencia de tecnología. Por lo tanto, el reto es propiciar desde la universidad dinámicas de articulación de actores estatales y no estatales y generar centros de apoyo al emprendimiento, “la universidad es una incubadora de emprendimientos”, afirmó el pinareño.

Finalmente, Mariano Nascone, reconoció que UNASUR está inscrita en la agenda del Desarrollo Sostenible y, lo que implica pensar en los determinantes sociales, es decir, las causas que multiplican la pobreza. En una visión de territorialidad, es necesaria la planificación de la política social con involucramiento de la universidad. Asimismo, enfatizó que lo social no debe ser subsidiario de la política económica, lo primero que se reduce es la inversión social, “lo social no es gasto, es inversión, tratándose del continente más desigual del mundo, (…) se debe adoptar una agenda social que no reproduzca la desigualdad. La educación reproduce la desigualdad si no se le aborda desde un lenguaje de inclusión social.”

En materia de gobernabilidad democrática, es necesario abordar una agenda política para la participación ciudadana: “no sólo el rol fiscalizador, sino convertirse en un ser activo en la conformación de políticas del desarrollo”, subrayó.

Desde UNASUR se cree que la universidad favorece las políticas de movilidad intranacional. “Que la gente circule libremente por la región; abrirnos hacia nosotros mismos”. Esto es movilidad de estudiantes, posgraduados y científicos para fortalecer el conocimiento intrarregional, sin embargo, la acreditación, homologación y reconocimiento de títulos universitarios es necesaria para consolidar un proceso de integración regional, donde las universidades son piezas fundamentales.

La vinculación de las universidades con la sociedad ha despertado cada vez más interés, a la par del auge de la participación social; este tema se ha explorado principalmente desde los ámbitos de la salud y la educación. En todo caso, la vinculación universidad-sociedad busca elevar la calidad de vida de la población, generar participación ciudadana activa y aprovechar de manera racional los recursos, tanto endógenos como exógenos.

Udual Press

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s