Con menor presupuesto, imposible que las universidades atiendan a más jóvenes y crezcan con calidad, advierte Graue

• Los recortes a las instituciones de educación superior nos impactarán a todos: la oportunidad de crecer y desarrollarse; pérdida de un futuro mejor, y para los jóvenes representa el desvanecimiento de sueños y prosperidad, sostuvo el rector de la UNAM
• El mundo actual ha vuelto más compleja la tarea de educar, exige de innovación para formar en las disciplinas tradicionales, ordenar el flujo de información e impulsar la interdisciplinariedad, agregó

El recorte presupuestal a la educación superior, y en ciencia, tecnología e innovación, planteado en el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2017, lastimará tanto a las instituciones públicas como a las privadas, sostuvo el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, quien advirtió que tendrán mayores dificultades para absorber la creciente demanda.

Al participar en la ceremonia de inauguración de la Conferencia Internacional ANUIES 2016, expuso que debido al aumento de matrícula en el bachillerato habrá entre 50 y 100 mil jóvenes más que aspiren a ingresar a la licenciatura, quienes no tendrán cabida si no se apoya a las universidades.

“Hay que decirlo con toda claridad: difícilmente podremos con esta demanda en las condiciones actuales. Para las instituciones públicas, ya saturadas, crecer con calidad y con menor presupuesto es materialmente imposible. En tanto, para las instituciones privadas, mientras no crezca significativamente la economía familiar, aumentar la matrícula sin detrimento a la calidad se antoja una meta difícil de alcanzar, pues ya cubren al 29 por ciento de la población en edad de estudiar”, expuso el rector.

Las carencias de espacios nos impactarán a todos. “Para la nación significará disminuir la oportunidad de crecer y desarrollarse; para las familias es la pérdida de la esperanza de un futuro mejor y para los jóvenes representa el desvanecimiento de sueños y prosperidad”.

Por ello, prosiguió, no se puede estar conforme con la disminución presupuestal a la educación superior, y externó el respaldo de los rectores a la ANUIES y a su secretario general ejecutivo, Jaime Valls Esponda, para conseguir mayores recursos.

“Todos estamos con él. Todos, desde nuestros ámbitos de influencia, continuaremos trabajando en ello. Sabemos que habrá que hacer esfuerzos adicionales e indudablemente lo haremos, y lo haremos responsablemente”, dijo ante el secretario de Educación Pública federal, Aurelio Nuño Mayer; la secretaria de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos de la Cámara de Diputados, María Esther Camargo Félix; el senador por el PAN, Juan Carlos Romero Hicks, y el secretario de la Junta Ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Jordi Llopard.

En el Palacio de Minería, el rector Graue explicó que las universidades son distintas en su origen, características de ingreso, planes de estudio, capacidades e intereses de investigación, así como en la forma en que divulgan sus logros, su quehacer y cultura, pero tienen la misión común de educar a las nuevas generaciones que han de conducir y desarrollar a la nación.
Esta tarea, añadió, se ha vuelto más compleja en el mundo actual que exige de innovación para educar en las disciplinas tradicionales, ordenar el inmenso flujo de información y formar en las distintas áreas del conocimiento, en donde las fronteras se han desdibujado para dar lugar a la interdisciplina.

La educación interdisciplinaria, abundó, es un nuevo reto. Al perderse los linderos del conocimiento, los cimientos de las disciplinas profesionales sobre los que fincamos la educación superior se trastornan. Y el espacio común de educación superior y la movilidad estudiantil nacional también exigirán ir más allá: integrar las dobles titulaciones o grados, gestar vínculos indisolubles y un sistema más robusto e integrado de educación superior.

“Estas nuevas necesidades son, de hecho, la gran oportunidad para transformarnos en una educación holística, en donde las competencias profesionales incluyan también la formación humanística y cultural que nos permita la tolerancia y la aspiración a un mundo global con desarrollo sostenible”, dijo, y resaltó la importancia de que la Conferencia Internacional de la ANUIES estuviera dedicada a la “Educación Superior en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”.

Esta agenda, prosiguió, significa un compromiso de las universidades con el mundo que se quiere para el futuro cercano: equitativo, en donde no exista pobreza, habitable por todos, incluyente, tolerante, respetuoso y plural.

Graue Wiechers también expresó que México es una nación rica en cultura, por su geografía y su formación pluriétnica, que tiene jóvenes ganadores de certámenes internacionales de ciencia y cultura, profesionistas que se miden y desempeñan con éxito en el ámbito global y artistas admirados y aplaudidos en todo el orbe.
Y el proceso electoral de Estados Unidos, remarcó, deja lecciones que no debemos olvidar: nos recordó que sabemos quiénes somos y qué queremos.

“Hemos hecho conciencia de que somos parte de una región interdependiente y que ellos nos necesitan tanto como nosotros a ellos. Hemos aprendido que nuestra identidad cultural y nacional es un don inapreciable que no queremos perder y hemos vuelto a ser conscientes de nuestras capacidades y de lo que aspiramos ser. Y esas sí son grandes noticias”, concluyó

Fuente: Dirección General de Comunicación Social UNAM

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s