La IBERO: 74 años de enseñanza humanista

  • La primera clase se impartió el 15 de marzo de 1943
La noche del 7 de marzo de 1943 se comenzó a escribir la historia de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, una de las primeras instituciones privadas del país y con renombre internacional por la calidad de sus programas educativos y la inspiración humanista.
Ese día, se llevó a cabo la ceremonia inaugural del Centro Cultural Universitario, que sólo impartía la carrera de Filosofía.
Al evento asistieron personalidades del mundo de la cultura, la educación, la iglesia, la Universidad y la Compañía de Jesús, como lo refirió en una nota el diario Excélsior.
“Ocupaban el estrado de honor el señor obispo de Derbe, monseñor Maximino Ruíz Flores; el rector de la Universidad Nacional Autónoma, Lic. Rodolfo Brito Foucher; el director de la Escuela Libre de Derecho, Lic. Antonio Fernández del Castillo; el director de la Facultad, licenciado Gabriel García Rojas; el prepósito de la Compañía de Jesús R.P. Robinson y los catedráticos doctores Alfonso Castiello y Enrique Torroella”, este último, fundador del Centro Cultural Universitario.
El 15 de marzo se ofreció la primera cátedra en la Escuela de Filosofía y Letras con un total de 13 alumnos y ocho profesores, dentro de una vieja casona del siglo XVIII ubicada en la avenida Hidalgo 120, en la Ciudad de México. El primer rector de ese Centro fue el Lic. Gabriel García Rojas.
El Centro Cultural Universitario surgió en plena Segunda Guerra Mundial. A nivel nacional, todavía estaban frescos los estragos de la Guerra Cristera, por lo que crear una universidad católica era un reto complejo, que se logró gracias a la intervención del P. Enrique Torroella, S. J., y la voluntad de la UNAM, que incorporó a este instituto educativo, y las autoridades gubernamentales.
En 1952 se adoptó el nombre de Universidad Iberoamericana y dos años después se constituye la Universidad Iberoamericana A.C.
En 1962 se inauguró el campus de Cerro de las Torres, en la colonia Campestre Churubusco, en Coyoacán.
En 1974, la Secretaría de Educación Pública (SEP) publica un acuerdo con el cual la Universidad se separa de la UNAM y comienza la reforma académica, para dar surgimiento a los Departamentos, como estructura educativa de la IBERO.
En 1979, un sismo arrasó con prácticamente todas las aulas y oficinas en la Campestre Churubusco, por lo que retomó sus actividades cinco días después gracias al apoyo de instituciones que prestaron edificios y aulas, en especial el ESIME del Instituto Politécnico Nacional (IPN).
Tuvo que pasar casi una década para que la Universidad Iberoamericana se mudó a su casa actual, en Santa Fe.
En la actualidad, la IBERO forma parte de un sistema conformado por ocho universidades en diferentes ciudades del país y a una red de 31 centros educativos confiados a la Compañía de Jesús en América Latina, y a las más de 220 universidades jesuitas en el mundo.
Actualmente, la oferta de la IBERO es de 34 licenciaturas, 39 posgrados y cinco Técnico Superior Universitario (TSU).

Dato

A lo largo de 74 años, la IBERO ha tenido 17 rectores y siete sedes, las dos últimas en el Cerro de las Torres 395 y las actuales instalaciones en Santa Fe.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s